¿Qué resultados podemos esperar si le damos a nuestro hijo una educación Montessori?

 

Hay ocho aspectos básicos que en general buscamos en los niños que crecieron con una educación Montessori:

 

Preparación Académica: Montessori prepara a los alumnos, tanto para la educación superior como para la vida. En un nivel académico, Montessori ayuda a los alumnos a adquirir habilidades que los harán adultos funcionalmente independientes y estudiosos de por vida.

Motivación Intrínseca: Los niños Montessori sienten un deseo innato de participar en actividades por placer y satisfacción.

Reglas de Conducta Internalizadas y la Habilidad para Trabajar con una Autoridad Externa: Los alumnos Montessori se sienten cómodos, por lo general, con reglas de conducta que marcan los límites de sus interacciones dentro de la comunidad escolar. Dado que estas reglas básicas se internalizan, los alumnos Montessori en general, aprenden a comportarse correctamente estén o no presentes sus maestros.

Responsabilidad Social: Los niños Montessori suelen ser sensibles a los derechos y necesidades de los otros. Suelen hacer contribuciones positivas a su comunidad.

Autonomía: Los alumnos Montessori suelen ser independientes, calmos, y moralmente autónomos.

Confianza y Capacidad: Los alumnos Montessori suelen tenerse confianza, ser competentes, introspectivos y por lo tanto, exitosos. Por lo general, no le temen al fracaso y aprenden de los errores.

Creatividad y Originalidad de Pensamiento: Los alumnos Montessori normalmente se tienen confianza para expresar sus propias ideas y su creatividad. Reconocen el valor de su propio trabajo, respetan el proceso creativo de los otros y están dispuestos a compartir sus ideas sin importarles el riesgo de ser rechazados. Los alumnos Montessori suelen disfrutar cuándo se manifiestan abiertamente.

Conciencia Espiritual: Los alumnos Montessori, por lo general son excepcionalmente compasivos, comprensivos, y sensibles con el mundo natural y la condición humana.

 

Los niños Montessori al finalizar sus cinco años, son usualmente alumnos curiosos con confianza en sí mismos, que ansían ir a la escuela. Generalmente, se comprometen y son entusiastas.

¿Qué maestro no daría su brazo derecho por un salón lleno de niños así? Bueno, a través de los tiempos hemos encontrado quienes consideran que estos niños son “niños problema”.  ¿Niños problema? ¿Un niño Montessori, cordial e independiente es un problema? Bueno, para empezar, recordemos que los niños Montessori son seres humanos reales, no todos los niños que concurrieron a Montessori encajan con esta descripción idealizada. De todos modos, la mayoría hace que la generalización sea bastante precisa.

A los seis años, los niños Montessori han pasado tres o cuatro años en una escuela dónde son tratados con honestidad y respeto. En tanto había expectativas y reglas de conducta claras, dentro de ese marco sus opiniones y cuestionamientos eran tomados en cuenta con mucha seriedad. Desafortunadamente, todavía hay maestros y escuelas en dónde los niños que hacen preguntas son vistos cómo una autoridad desafiante. Uno se puede imaginar un niño Montessori independiente, preguntándole a su nueva maestra, “pero, ¿por qué debo pedir permiso cada vez que necesito usar el baño?” o  “¿por qué debo interrumpir mi trabajo justo ahora?”

También debemos recordar que los niños son distintos. Un niño puede ser muy sensible o puede tener cierto tipo de necesidades especiales que probablemente no coincidan con una clase tradicional centrada en la maestra. Otros niños, pueden ir a cualquier lugar. En general, no hay nada inherente a Montessori que haga que los niños sufran si son transferidos a una escuela tradicional. Algunos se aburrirán. Otros quizá no entiendan por qué todos en la clase tienen que hacer lo mismo al mismo tiempo. Pero muchos entienden el nuevo contexto bastante rápido, hacen nuevos amigos, y tienen éxito dentro de la definición de éxito como es entendida en sus nuevas escuelas.

 

 

 

 

 

 

Centro Esperanza, Inc.

P.O. Box 482 Loíza, PR 00772  -  cesperanzaloiza@yahoo.com  -  Teléfono (787) 876-3389  -  Fax (787) 957-2600