El Método Montessori 

El método Montessori es un método educativo alternativo basado en las teorías del desarrollo del niño ideadas por la educadora italiana María Montessori a finales del siglo XIX y principios del XX. Su libro El método Montessori fue publicado en 1912.

Este método educativo se caracteriza por poner énfasis en la actividad dirigida por el niño y observación clínica por parte del profesor. Esta observación tiene la intención de adaptar el entorno de aprendizaje del niño a su nivel de desarrollo.

 

Historia

El Método Montessori de educación que ella obtuvo de su experiencia, ha sido aplicado exitosamente con todo tipo de niños y es muy popular en muchas partes del mundo. Sin importar las críticas a su método en los inicios 1930s-1940s, ha sido aplicado y ha obtenido un avivamiento.

En 1907 Montessori estableció la primera Casa de los Niños, 'Casa dei Bambini', en Roma. Ya por 1913, hubo un intenso interés por su método en Norteamérica, interés que más tarde disminuyó. (Nancy McCormick Rambusch revivió el método en América, estableciendo la Sociedad Americana Montessori [American Montessori Society] en 1960.) Montessori fue exiliada por Mussolini a la India durante la Segunda Guerra Mundial, mayormente porque rehusó comprometer sus principios y convertir a los niños en pequeños soldados. Montessori vivió el resto de su vida en los Países Bajos, país en el cual se encuentra la sede central de la AMI, o Association Montessori Internationale. Murió en Noordwijk aan Zee. Su hijo Mario encabezó la A.M.I. hasta su muerte en 1982.

 

 

La Educación Montessori
 
1.- Está basada en años de paciente observación de la naturaleza del niño por parte de la Dra. María Montessori.
 
2.- Ha demostrado tener una aplicación universal. Ha sido testeada en los niños de casi cualquier país civilizado. Raza, color, clima, nacionalidad, rango social, tipo de civilización, nada ha impedido su aplicación exitosa.
 
3.- Ha revelado que el niño pequeño es un amante del trabajo, del trabajo intelectual, escogido espontáneamente y llevado a cabo con profunda alegría.

4.- Está basada en la necesidad imperiosa del niño de aprender haciendo. En cada etapa del crecimiento mental del niño, se le proporcionan ocupaciones adecuadas con las cuales desarrolla sus facultades.

5.- Si bien ofrece al niño un máximo de espontaneidad, Montessori lo capacita para que alcance un nivel de logro escolar igual o superior que bajo los sistemas tradicionales.

6.- Aunque prescinde de la necesidad de coacción mediante recompensas y castigos, Montessori logra una disciplina mayor que anteriormente. Se trata de una disciplina que tiene su origen dentro del niño y no está impuesta desde afuera.

7.- Está basada en un profundo respeto por la personalidad del niño y le quita la influencia preponderante del adulto, dejándole espacio para crecer en una independencia biológica. De aquí que se le permite al niño un amplio margen de libertad que constituye la base de la disciplina.

8.- El maestro guía a cada niño individualmente, en cada tema, de acuerdo con sus necesidades particulares.

9.- Cada niño trabaja a su propio ritmo. Por eso, el niño rápido no se ve retenido por el lento, ni éste, trata de alcanzar al primero sin esperanza de éxito.

10.- Se prescinde del espíritu de competencia y de sus resultados perniciosos. Cada momento ofrece a los niños oportunidad para la ayuda mutua que es dada con alegría y recibida gustosamente.

11.- El niño trabaja partiendo de su libre elección, sin competencia ni coerción, y está libre del daño de un exceso de tensión, de sentimientos de inferioridad y de o tras experiencias que son capaces de ser la causa inconsciente de desórdenes mentales profundos más adelante en la vida.

12.- Montessori desarrolla la totalidad de la personalidad del niño; no sólo sus facultades intelectuales sino también su iniciativa y elección independiente, junto con sus complementos emocionales. Al vivir como miembro libre de una comunidad social real, el niño adquiere esas cualidades sociales fundamentales que constituyen la base para su desempeño en el mundo.

 

 

 

 

 

 

Centro Esperanza, Inc.

P.O. Box 482 Loíza, PR 00772  -  cesperanzaloiza@yahoo.com  -  Teléfono (787) 876-3389  -  Fax (787) 957-2600